Yo, semite.

Tenía tantas ganas de visitar Yosemite que tras un interminable vuelo de Taipei a San Francisco, fui directo a por un coche de alquiler, conduje del tirón hasta este paraíso natural y me puse a caminar sus senderos.

En 2001 viajé durante 3 meses por Estados Unidos de Norteamérica. En una ruta coast-to-coast desde Nueva York a San Francisco, visité muchas ciudades, ví conciertos, asistí a un montón de acciones artísticas de manos de amigos locales que tenía o fuí haciendo por el camino; sin embargo, nada me conmovió tanto como su naturaleza. En una época en la que acostumbraba a ser un ave bastante nocturna, viajé al lugar que en principio podría resultar menos indicado y algo sucedió. Algo completamente contrario a lo que se podría esperar. La naturaleza me atrapó. YOSEMITE (2)

En aquella ocasión, visité un sin fin de parque nacionales, parque estatales y demás nomenclatura, incluídos un montoncito de lugares sin ninguna “denominación de origen” que sin embargo guardo muy adentro.  Fué un viaje de descubrimiento personal a través de un profundo encuentro con la naturaleza…

Sin embargo, hubo algunos lugares que no pude visitar. Muchos, de hecho. Estados Unidos tiene una riqueza natural impresonante. El que tenía clavada una espinita más cerca de mi corazón, era sin duda Yosemite.

Por eso me dije que, aprovechando un viaje de trabajo a Guatemala en el que tenía que hace escala en San Francisco, tal vez podría tomarme un par de días para tener la oportunidad de quitarme esa espinita. Tras doce años de espera, 18 horas de vuelo y 4 horas de carretera…por fín estaba allí.

YOSEMITE (1) copia

Primera visión del valle de Yosemite a lo lejos, desde el borde de la carretera.

Yosemite en 48 horas

Lo cierto es que, llegados a este punto, me he tenido que decidir por un enfoque para esta entrada. Creí que sería capaz de escribir una entrada más personal, emocional, como a veces escribo. No lo podré hacer esta vez. Lo que sentí caminando por el Mariposa Grove, junto a arboles milenarios gigantescos, ha sido tan fuerte y ha llegado en un momento tan necesario, que me lo voy a tener que guardar para la esfera íntima. Así que lamentándolo mucho, os daré información práctica y nada más.

Lo primero que teneis que comprender es que Yosemite es inmenso y no os daría tiempo a conocerlo en su totalidad aunque os pasarais meses caminándolo. A eso, hay que añadirle el hecho de que cambia drásticamente en cada estación, por lo que deberíais multiplicar por cuatro todo vuestro esfuerzo por conocerlo.

YOSEMITE copia

Cielos azules, verdes bosques y roca desnuda en verano, se convierten en nieve, grandes nubes y bosque multicolor en otoño e invierno

Por ello, si tenéis un tiempo limitado, yo os recomiendo informaros bien, y luego elejir un sólo lugar, al margen del valle de Yosemite en sí, con el que os sintáis especialmente atraídos. A ese lugar, dedicadle 1 día…y el otro día de esa primera visita, visitad el Valle de Yosemite. Por supuesto, en esa visita al valle, id a Glacier Point (si es primavera o verano, el resto del año suele estar cerrado por nieves) y disfrutar de las vistas de pájaro sobre el valle que os ofrece.

YOSEMITE (14)

Vistas desde Glacier Point

Yo elegí Mariposa Grove, un bosque milenario de Sequoias gigantes como lugar especial al que dedicarle un día completo. Lo cierto es que ese lugar es el responsable de que ahora elija dejar este post en algo práctico y no tan personal como había inicialmente pensado.

YOSEMITE (12) Caminando entre estos gigantes tan solemnes, no se necesita abrazarlos para sentirlos y escucharlos.

YOSEMITE (10)

Durante más de 1800 años de vida, se pueden desarrollar grandes memorias y sensaciones de nuestro mundo. 

YOSEMITE (3) copia

Como el agua clara que baja del monte. No me lo pensé dos veces, tenía que beber del mismo manantial que estos abuelos de la humanidad.

Algunos datos prácticos más:

  • Reservad hotelito por los alrededores con antelación, o tendreis el gran riesgo de no encontrar nada disponible. Yo tube que conducir durante horas antes de encontrar algo. Por cierto, dormir allí no es barato.
  • Bebed agua constantemente. Estais en clima de montaña, donde se pierde agua muy rapido y sin darse uno cuenta.
  • Intentad evitar en la medida de lo posible días festivos, puentes largos o fines de semana. Este parque es muy popular entre las familias y grupos de amigos.
  • La entrada con coche cuesta 20$, da igual que seáis 1 que 5 en el coche…así que ir con compañía es mejor (eso espero hacer la próxima vez).
  • En vuestro periplo, dejar al menos un ratito para San Francisco, es desde luego una de mis ciudades favoritas.

sf

Anuncios

Un comentario en “Yo, semite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s