Tailandia para enamorados

De aquí a un mes, una amiga de toda la vida que conocí hace poco, se casa. Las mismas corrientes del destino que nos hicieron encontrar en este espacio-tiempo, la llevarán tras el bodorrio a vivir una experiencia viajera (tipo luna de miel pero a lo aventurero) que también está en el ADN de mi propia historia de Amor. Tailandia, como no, y otros posibles países de la región. Este es mi particular regalito para su momentazo post-boda.

Vaya por delante que, como de costumbre, no será una descripción exhaustiva de todos los lugares a visitar, las compritas que hacer o los “tour” que contratar. Serán más bien unas miguitas de pan que iré dejando tiradas por el camino, para que Itzi y Mario las recojan si les apetece… y sino que las dejen ahí para la próxima vez. Porque, queridos amigos, de un viaje al Lejano Oriente, nunca se retorna del todo. 

Sobre mi propia historia de Amor en Asia, ya escribí hace un tiempito por aquí, así que no me a preocupar en aburriros con más romanticismo místico. Sin embargo, es más que posible que esta otra entrada con mis cinco playas favoritas del Sudeste Asiático os sea de ayuda… aunque la escribí hace un par de años, la lista no ha variado mucho desde entonces y 2 de las 5 playas están en Tailandia.

seed (8)

El misticismo y romanticismo de Tailandia va más allá de cualquier descripción que yo pueda hacer. Para una pareja de enamorados, simplemente recorrer esta tierra y este mar, es una especie de peregrinación a la raiz misma del Amor.

Los Básicos

No os preocupéis de llevar nada.  Literalmente podríais ir sin maletas y comprar todo lo que necesitéis a un precio incomparablemente más barato que en casi cualquier otro lugar del planeta. Indudablemente más barato que en Guate o México. Desde ropa a tecnología, pasando por artesanía o juguetes eróticos… nada más aterrizar en Bangkok tendreis todo eso y más de manera totalmente accesible para todos los gustos, estilos y bolsillos.

Conociéndoos como os conozco, Itzi y Mario, yo os recomentaría ir al mercado Chatuchak, que sólo abre los fines de semana, y volveros locos. Aquí un mapita de cómo llegar. Si no os coincide en fin de semana, o os llega con volveros sólo un poquito locos, otro lugar donde comprar todo lo que necesitais de ropa para vuestra estancia es directamente en Khaosan Road. Éste lugar es el antiguo ghetto hippie y ciertamente sigue habiendo muchos, mezclados con varios tipos más de viajeros:

  • los que visten todo el conjunto de ropa de Decathlon, siempre tienen la guía de viajes en la mano, la cámara bien cerquita y parecen caminar con separados del resto del mundo por una burbujita de “miro pero no me toques”.
  • Los “old daddys” que están en Tailandia buscando sexo barato con thais 20 o 30 años más jóvenes y que, aunque van de viejos hippies son en realidad una pandi de degeneradillos, carne de cañón loosers, etc…
  • Los “yoga junkies” a.k.a. “new agers”, a.k.a. “espirituals”. De estos hay dos subtipos:
    • los que también viven en su particular burbuja de “os juzgo pero no me toquéis, pandilla de mundanos exclavos de vuestro ego” y que básicamente están en una guerra contra su EGO hasta el punto de que extienden su ego -y su guerra- a todo y tod@s quieres están a su alrededor.
    • Otros -con los que me siento más identificado- satisfechos con su lugar en el planeta, han llegado a una especie de pacto de no agresión con su ego y, en vez de juzgar y mirarte altivamente como para medir quién es más espiritual de los dos, se conforman con ver pasar el mundo a su alrededor, con toda su terrible belleza y cruda volatilidad. Si tienes la oportunidad de mantener una charla con ell@s, te darás cuenta de que la verdadera revolución es estar en paz contigo mismo y aceptar la vida alrededor. Dejarse ser. Se que no tendréis dificultad alguna en encontraros con este subtipo, la brujita Itzi verá ese “huevo luminoso” en ellos (como lo describe Don Juan en el Segundo Anillo de Poder). Sino, quizá por su especial brillo en los ojos y esa tendencia natural a simplemente ser.
  • Los hipsters, millenials y demás gente cool. Esa, para bien o para mal, no se diferencia mucho de la se puede encontrar en cualquier otro país.

Como véis, os estoy hablando de Khaosan rd. como si diese por hecho que os vais a quedar un par de días por la zona, pero lo cierto es que hay más opciones al margen de Khaosan y alrededores…sin embargo, pese a todo (y que esté muy turistizado, así como Panajachel), tiene una combinación de aire decadente y contínua regeneración que merece la pena ser visto. Hay un par de hoteles que yo diría pueden s221927_1789596174850_4256244_ner suficientemente románticos y algo “upmarket” que, siendo la ocasión que es, os interese explorar. Mi pick para vosotros es sin duda el Hotel Navalai. Escoged las habitaciones más altas y con vistas al río y colaros en la piscina del techo a media noche, mientras todos duermen, a haced lo que más os apetezca hacer 😉 Frente al hotel, está la entrada al Soi (callejón) Rambutri. La extensión natural de Khaosan rd. Semipeatonal, lleno de mercadillos y comida callejera (que no os podeis perder!). En la misma calle del hotel tenéis un par de 7eleven para serviros de vino, cerveza o chuches a cualquier hora de la noche y, si os va más el rollo bio, teneis un minimarket budista todo de origen permacultura y cosas así. Si seguís por la misma acera, tras el minimarket llegaréis a un parque pequeñito frente al río. Los atardeceres son bien mágicos y es posible que os encontréis con ese subtipo de “espirituals” que merecen la pena.

Otras cosas “básicas” que debeis hacer en Bangkok antes de iros es visitar Wat Pho (el templo!), daros un paseo en el barco-bus público (14baht, algo así como 3 quetzales) hasta Saphar Taksin (en la foto) y ahí pillaros un skytrain para ir a Siam square. Tenéis que ver un poco de la ciudad cosmopolita, vanguardista y futurista antes de iros 😉 Si queréis tecnología (cámara, laptop o whatever): Pantip plaza. No os olvidéis de regatear el precio. También en Bangkok es el mejor lugar para organizar vuestra ruta, comprar “backpacker-style tours” a otros lugares de Tailandia o del sudeste asiático que incluye también la gestión de visados y demás. Una vez tengais más o menos todo claro, iniciamos…

La ruta

Vamos a dividir la ruta en dos opciones: de Bangkok al norte-este y de Bangkok al sur. Si tenéis sólo un par de semanas, yo me decantaría sólo por una de las opciones, a partir de las 3 semanas, podeis hacer una combinación de ambas.  Recordad que lo más importante no es ver la mayor cantidad de sitios posibles, sino encontrar vuestro sitio y estar todo el tiempo que haga falta allí. Por muy excitante que pueda resultar cruzar carreteras polvorientas, puentes antiguos, ver pueblitos y gente exótica por la ventanilla…eso no os va a acercar a ese mundo a una velocidad suficiente como para apreciarlo de verdad. Es una vez que os asentais en un lugar y os lo paseais a velocidad humana, que la magia aflora.

En cuanto a medios de transporte, entre lugar y lugar tenéis básicamente4 opciones que a menudo deben combinarse: avión, tren, bus, ferry. Yo descartaría alquilar un auto, las distancias son largas y es fácil perderse en la red de carreteras tailandesa.

  • El avión es una opción interesante para dar un gran salto en poco tiempo y a un precio más que aceptable. Os ahorrará tiempo, energías y dinero, si…dinero. A diferencia de en América (aunque poco a poco empiezan a aflorar las low-cost), en Asia hay un montón de opciones económicas para volar. Desde la todopoderosa Air Asia hasta la taliandesa Nok-Air …sin desdeñar la un poco más cara Bangkok Airways, o la compañia de bandera Thai Airways … seguro encontráis vuelos a vuestro destino regional a precios tan bajos como 20 o 30 dólares por trayecto.
  • El tren es un mundo aparte. Reservaros un camarote en segunda o primera clase y dormir juntitos con el traqueteo del tren, recibir el desayuno en el camarote… en fin, tiene su romanticismo, aunque será más caro que el avión y os llevará toda una noche lo que en avión os lleva 1 hora. En todo caso, el tren pasa por lugares preciosos que podéis disfrutar desde la ventanilla y la cafetería-restaurante es un lugar perfecto para encontrarse con otros viajeres e intercambiar info y risas. El tren es especialmente util para tramos intermedios donde no hay opción de avión.
  • El bus turístico es barato y fácil de contratar en Bangkok y también entre un lugar y el siguiente lugar al que vayáis (playa 1 a playa 2…) Suele ser muy barato y en rutas internacionales suelen incluir la gestión del visado. A veces hay combinación de tren+bus, o bus+barco…o las 3 cosas. No os preocupéis, veréis agencias de viajes por todas partes, con packages diferenciados desde mochileros a upmarketers. Si de verdad queréis aventura y os lanzáis a buses de línea regular, serán extra baratos, muy apretados y algo fácil de marearse en ellos, pero nada más extremo que los chicken buses que van al Quiché, por ejemplo.
  • Por último, el transporte marítimo será irrenunciable para llegar a muchos de los destinos que os aconsejo a continuación. Varían desde una barquita “long tail boat” hasta Catamarán modernos. Dependiendo del destino, o de la privacidad que busquéis durante el viaje, para distancias cortas yo siempre recomiendo alquilaros vuestro propio long tail boat. Los barqueros suelen ser gente encantadora con la que podeis incluso compadrear y aprender a pescar como ellos lo hacen y encontraros al final de la tarde en su casa, con sus 7 hijos, su mujer, su cuñado, la sobrina guapísima, el abuelo que no habla pero sonríe…y otro montón de gente de su familia que ni recordarás el parentesco…comiendo pescado a la parrilla, bebiendo Samsong (una especie de ron local) y escuchando canciones en Thai a la guitarra (unas risas!!). Seguro que si Mario se lanza con un ska, tiene a todos los jóvenes del pueblo bailando a su alrededor all night long. Los Thais son gente muy afable, amigable, acogedora,  que les gusta pasarla bien y compartir lo que tienen.  Muy importante: solo recordad nunca burlaros de la monarquía!!
  • Ah! y por supuesto en transporte local para moveros por vuestro hogar temporal (del bungalow a la playa, de ahí a cenar…) debe ser un scooter!! Un honda o yamaha de 125cc automática os costará no más de 2 o 3 dólares al día…

_MG_1232

Tras un día surcando la bahía de Phang-Nga, aparcamos en una playita y nos fuimos a casa del barquero… lo dificil fue volver con él y su cuñado en moto a las mil de la mañana por una pista llena de curvas…qué tiempos!!

De Bangkok al norte y este

Resumiendo, esta es la ruta para quienes les gusta más las montañas, las mañanitas con niebla mirando a un lago y la selva… y sentir el frescor del aire (especialmente de noviembre a febrero… luego no es tan recomendable por el megacalor y el aire lleno de humo de la quema de la tierra tras la cosecha y las lluvias torrenciales que caen poco después).

La ruta podría ser algo así como: avión a Chiang-Mai, bus hasta Pai, trekkings por la zona, bus hasta Laos, bajarse en barco el Mekong hasta Luang-Prabang y luego de nuevo un avión hasta Bangkok. Hay muchas más opciones, como bajarse hasta Don Det (la tierra de las mil islas, donde el río Mekong se converte en lago y os podeis encontrar algunas de las cataratas más espectaculares de la madre tierra) y de ahí entrar a Camboya para visitar Angkor Wat y volver a Bangkok desde allí en bus… pero 2 semanas sería muy poco tiempo para tanto agetreo. Por ello, mi recomendación es Chang-Mai, Pai y Luang Prabang. Si al final de la aventura, de vuelta en Bangkok, os quedan un par de días libres, siempre podéis contratar el típico paquete de bus+visado+hotel para ir en 48 o 72 horas a visitar el Angkor Wat… algo parecido a lo que sería Palenque o Tikal en mesoamérica e igualmente repleto de turistas que sólo buscan el selfie para su instagram.

_MG_2103

Mañanita pescando en un lago cerca de Pai
  • Chiang Mai es la segunda ciudad más grande de Tailandia, pero dista de ser una metrópolis como Bangkok. Es algó parecido a lo que Xela es para Guate. Hay un mercadillo los fines de semana que es interesante, pero tampoco impresionante. Hay una escuela para aprender los masajes estilo Thai, tradicional. Es como una delegación de la escuela del Wat Pho de Bangkok, pero suele estar menos saturada que ésta y por lo tanto quizás encuentres un cursillo introductorio de 3 o 4 días. Si no recuerdo mal,  por cuando Yao-Hua lo hizo, el primer titulo oficial (el básico) son 2 semanas de curso más el examen. Hay un tempo en una montaña cercana que se llama Wat Prahat Doi Suthep (o algo así…) donde se ofrecen retiros de meditación budista. Yo lo tomé por 10 días y es espectacular! pero bueno, quizá no entra dentro del catálogo de lo “romántico” para honeymooners, ya que se evita todo contacto físico y oral… Otras cosas de interés en Chiang Mai son su tempo de madera (un impresionante trabajo de talle de madera) y los alrededores, donde hay montón de cascadas, lagunas, ríos…
  • Pai es un lugar con una energía muy especial, donde mi familia tiene familia allí: Lek, Toshi y su hija Aika son una familia de grandes amigos con una historia de Amor que corrió en paralelo a la nuestra y que son gente MARAVILLOSA. Lek tiene una tiendita que se llama Rhan Leklek, donde te puedes tomar pasteles caseros, un Chai-Yen (te frío tailandés), comprar una postal de las muchas fotos que ella toma, artesanías, ropa… escuchar buena música y relajarte. Está bajo el tempo de la colina, otro lugar que se debe visitar. Para más info sobre Pai, en esta entrada que escribí hace tiempo. Lamentablemente, por lo que me cuenta Lek, Pai está cambiando muy rápido, volvíendose cada vez más turistico… pero bueno, para mi siempre será un lugar especial.
  • El siguiente tramo sería contratar bus+visado+barca (slow boat, por favor) para haceros desde Pai hasta la frontera con Laos y allí agarrar una barcaza que os lleve durante 2 días por el Mekong hasta Luang Prabang. Como estais de luna de miel, no busqueis el pack más barato (como hicimos nosotros), sino algo un poco más cómodo. Podeis leer sobre nuestra experiencia aquí. Una alternativa al avión de vuelta a Bangkok desde Luang Prabang, es otra barcaza (un poco de lujo) que te leva hasta Vientianne (capital de Laos) en una cosa así como 5 días de crucero.  Por supuesto, queridos, nosotros no lo hicimos y optamos por 9 horas de bus por carreteras llenas de baches… en fin, ustedes verán!

_MG_2363

Barcaza en Luangprabang, Laos

IMG_9621.JPG

El paisaje que os espera en el norte de Tailandia y Laos, en verdes, rojos y morados.

De Bangkok hacia el sur

Aquí las opciones son tantas, tantas, tantas… que más que una ruta, os voy a dejar algunas ideas para que uds. elijan. Una recomendación inicial es que no se centren sólo en las zonas más turísticas, pero que desde luego no dejen de visitar algunas de ellas porque realmente, por mucha gente que reciban, merecen la pena… por algo reciben a tanto viajero!

Tenemos que diferenciar entre las dos costas de Tailandia, una engloba el golfo de Tailandia (hacia el este) y otra es el mar de Andamán (hacia el oeste). La orografía recuerda un poco a lo que pasa en Centroamérica entre el Pacífico y el Caribe: ambas costas muy cercanas pero al tiempo con un paisaje y un clima muy diferentes. Para mi, que soy más de Pacífico que de Caribe, prefiero la costa de Andamán más que el golfo de Tailandia. De todas formas, no se esperen en Andamán olas como las de la costa de Oaxaca… pero si un paisaje más abrupto, con grandes acantilados e impresionantes islotes tipo estacas de roca que emergen del mar como si de un paisaje de Dalí se tratase.

IMG_1038

Típico paisaje de la costa de Andamán. Esta es la famosa playa Railay-west, solo accesible en long tail boat. Aunque es un destino muy turístico, tomé esta foto en diciembre, durante unas vacaciones con mi familia y como véis, tampoco es que haya tanta gente 😉

Lo más lógico sería encontrar un vuelo barato a Phuket o Krabi (tanto Air Asia como NokAir tienen vuelos) y de ahí moveros en colectivo, taxi o busito hasta vuestro destino final. Dividiremos esto en ambas costas, aunque como veréis, le dedicaré mucho más tiempo a una de ellas…

  • La costa del Golfo de Tailandia no suele tener playas paisajísticamente tan impresionantes como Andaman, pero si perfectas desde el punto de vista de arena blanca, aguas tranquilas y palmeritas detrás.
    • Quizá por eso, Koh Samui se ha convertido en destino preferido de muchas parejas de retirados de occidente para pasar largas temporadas. Muy “convenient” para todo (supermercados, cine, etc.), para mi gusto está demasiado domesticado. De todas formas, hay algunas islitas menores adyacentes que merecen más la pena. También una experidición al parque nacional Ang Thong, un archipiélago de islas “intacto” a la mano del hombre, es realmente impresionante.
    • La siguiente isla grande hacia el norte es Koh Phangan. Tiene la fama de albergar la fiesta de luna llena más grande de toda la región. La full-moon party se celebra sistemáticamente cada 28 días coincidiendo con la luna. Para mi gusto, demasiado llena de australianos borrachos buscando sexo…y con tanta competición entre los muchísimos bares y discos de la playa que en lugar de escuchar una música en concreto, todo se convierte en un barullo colosal. Pero bueno, hay gente que le gusta… Al norte de la isla, sigue habiendo playas bien hermosas con pequeños pueblitos donde descansar, hacer submarinismo o simplemente escuchar el arroz crecer…
    • Kho Tao es la más pequeña de las tres islas, hasta hace poco también era la menos turística. De unos años a esta parte se ha convertido en una especie de meca para el mundillo del submarinismo, principalmente porque le quitó el título de “lugar del mundo más barato donde sacarte la licencia de buceo” a Utila, en Honduras. Desde entonces, hordas de gente van a sacarse el “open water diver” por un par de cientos de dólares…y las escuelas han florecido por la pujanza del sector. Junto a este flujo humano, han surgido restaurantes, bares, conciertos… sigue teniendo su encanto pese a todo y guardando calitas escondidas donde perderse. Imperdible una escapadita en kayak hasta la triple islita conectada por lenguas de arena que está muy cerquita: Koh Nangyuan.

IMG_1186

Típico paisaje de islotes rocosos que emergen del mar de la costa de Andamán.
  • La Costa de Andamán es un mundo aparte. Son ese tipo de paisajes que, hasta que los visitas, dudas que de verdad puedan existir en este mundo. Son tantos los lugares que los subdividiré en costa norte de Andamán, bahía de Phang-Nga y costa sur.
    • La costa norte es quizá la menos transitada de las tres. Pese a tener algunos hotspots como Khaolak, no es en absoluto comparable a la cantidad de gente que recibe el resto de la costa. Nosotros pasamos unas navidades perfectas por esa costa y más recientemente la volvimos a visitar en familia, ya siendo papis… no sólo no nos defraudó, sino que nos dejó con ganas de mucho más. Así como escribo estas líneas, mi mente ya está intentando encontrar un huequito en nuestras agendas para vovler y tirarme otro més o dos por allí. No dejéis de visitar las islas Similan y dormir en uno de los bungalows del parque nacional.
    • La Bahía de Phang-Nga y las islas inmediatamente hacia el sur, forman el triángulo de oro de los más impresionantes paisajes costeros de Tailandia. Si dibujásemos una línea imaginaria entre Railay, Koh Phiphi y Kho Lanta, tendríamos la mayor concentración de islas perfectas y playas paradisíacas de toda la region y, quizá, de todo el planeta.
      • Por muy pisoteadas que algunas zonas estén, no deberíais perderos la isla pequeña de Kho Phiphi (kho phiphi lek), no sólo por la archiconocida Maya Bay (si, como lo oyen, hay una bahía que se llama Maya), donde se rodó la película “La playa” con DiCaprio…sino por la laguna Pileh. Recuerden rentar su barquero privado y pedirle ex-profeso que les lleve a la laguna a la hora donde no hay gente. Es impresionante!
      • Railay es también un paraiso terrenal. La cueva de la princesa (princess cave para los guiris …Phra Nang en Thai),es un lugar donde vive una deidad pre-budista que la población local, en especial los pescadores siguen venerando y realizando sus ofrendas. Aunque hay varias leyendas, quizá la más extendida habla de que la diosa Shiva, en su forma humana, se enamoró de un pescador de la zona y vivieron la más hermosa historia de amor. Cada día, ella se sentaba en la playa a esperar a que él retornase del mar, pero un día de tormenta él no volvió. Ella se instaló en la cueva de propia playa a esperarlo ahí por toda la eternidad. Desde entonces, venerando el amor eterno de una diosa y un humano que trasciende el poder de otros dioses marinos, los pescadores y sus familias hacen ofrendas de lo más particulares. Concretamente, los pescadores hacen tallas de madera con forma de pene y lo ofrecen ceremoniosamente a la diosa. En fin, que al entrar en la cueva encontraréis un montón de penes de madera de todos los tamaños, algunos incluso del tamaño de una per416580_2543479261456_1341334781_osona. Sin embargo, no hagáis como yo que, dejándome llevar por el cachondeo con un par de mochileros catalanes que conocimos en la barca… hice la bromita fácil e, inmediatamente de mi “burla”, sentí un mareo que casi me tiró al suelo. Tuve que salir con la ayuda de Yao-Hua y al día siguiente ir a hacer mi propia ofrenda para pedir perdón y protección. Antes de que pregunteis, el pene que tallé era bien pequeño…
      • Cerca de Railay, alcanzable por barcas tradicionales que podeis alquilar, hay muchísimas islas impresionantes. Algunas, tienen extrañas formas y lenguas larguísimas de arena que conectan unas con otras.  Como siempre, buscar localmente las que más os interesen, ir en barquita privada y no a las horas punta.
      • Koh Lanta es quizá la que menos estacas de piedra tiene, pero a cambio hay unas impresionantes calitas solitarias donde os sentiréis de maravilla (mirad la foto!). Cuanto más al sur de la isla vayáis, más solitaria se vuelve la isla.
    • La costa sur es la que quizá esconde más islas desconocidas para el gran público. Explorad en vuestra ruta hacia el sur, opciones como Kho Muk, Kho Kradan, Kho Rok… qué se yo..muchísimas! Al final de la ruta llegaréis a la zona del parque nacional Kho Tarutao. Allí, además de las islas del parque, encontraréis islitas como Kho Lipe, con infraestructura suficiente para que vayáis a visitar las cercanas Kho Adang y Kho Rawi… selváticas, preciosas… Otra ventaja de esta costa es que existe un ferry que cruza a Malaysia, a la cercana isla de Langkawi. Grande, bonita por zonas, muy turística por otras…os dará una pruebita de lo que puede ser Malaysia, un país vecino pero bastante diferente a Tailandia. Si os quedasen días, Malaysia tiene alguna de las zonas de selva de montaña más impresionantes de esa zona… pero esta ya sería otra historia;)

seed (13) seed (15) seed (3) IMG_1845.CR2 IMG_1131 IMG_1822.CR2

Algunos de los paisajes que os esperan en la costa de Andamán…

En fin queridos míos, debo concluir anunciándoos que muy a mi pesar, no podré estar celebrando vuestro Amor este 19 de diciembre. Por lo que esto, más que un regalo, es también una forma de disculparme por no poder estar ahí, donde me gustaría estar pero donde los dineros no me dan para tanto viaje transcontinental… Aunque físicamente no esté, mi espíritu volará esa tarde para aplaudir de corazón por dos almas que por fin se encontraron para caminar juntos, y que gracias a eso han hecho este mundo una 3mil millonésima parte más feliz… y eso, aunque parezca mentira, es muuuucho mucho.

Ojalá el destino haga que nos encontremos por Asia… o sino, a mi retorno por mi querida Guatemala.

Os quiero!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s